¿Nerviosismo o ansiedad?

¿ Te ha pasado que vas al médico porque te “sientes mal” y no sabes lo que tienes y después de Rayos X y análisis te contestan que “no tienes nada”, “que deben ser los nervios”?.

La respuesta que necesitabas oir puede ser esta: Es posible que tengas una personalidad fuertemente ansiosa, y que canalizas tu intranquidad y malestar general psicológico a través de tu cuerpo, es decir, que sacas afuera tu ansiedad sintiendo dolores, malestares, etc. Y para entender mejor esta situación necesitamos hablar del Sistema Nervioso Central y cómo este se vincula o se relaciona con nuestro cuerpo y con nuestro psiquismo

El Sistema Nervioso Central forma parte del grupo de sistemas que constituyen el cuerpo humano. Del mismo modo que tenemos un sistema digestivo que hace posible la asimilación de las sustancias nutritivas necesarias para el mantenimiento del cuerpo, y un sistema circulatorio que lleva el oxigeno y otras sustancias alimenticias en la sangre a todas partes del cuerpo… asi tambien tenemos el complejo, eficiente, y posiblemente más interesante de los sistemas de organos que es el Sistema Nervioso Central.

Este Sistema se compone de aproximadamente 12 millones de celulas nerviosas que pueden enviar mensajes a velocidades que exceden a las de muchos automóviles de carreras y que además tienen el poder de recuperarse de los choques emocionales más intensos. El Sistema Nervioso Central de los humanos y de los vertebrados superiores se componen de tres partes principales:

1.- Sistema Nervioso Central formado por el encéfalo y la médula espinal que controla todas las actividades superiores del organismo.

2.- Sistema Nervioso Periférico que consta de las diferentes ramas nerviosas que salen del Sistema Nervioso Central y que llevan y traen los impulsos nerviosos de todas las partes del cuerpo al cereblo y vice-versa.

3.- El Sistema Nervioso Autónomo que controla la conducta automática del cuerpo como por exemplo, las pulsaciones del corazón, el ritmo respiratorio, etc.

El substrato natural directo de los fenómenos psíquicos y, por lo tanto de la via psíquica, es el sistema nervioso central. Eso quiere decir que la base del cuerpo humano sobre la que se opera el fenómeno psíquico (sentir, desear, pensar) es el Sistema Nervioso Central. Hoy día se cree que el fenómeno psíquico (sentir, desear, pensar) no es innato sino que se forma y desarrolla a partir del nacimiento humano usando como punto de partida el Sistema Nervioso Central. Como se desprende de lo que acabamos de decir, el desarrollo del psiquismo y el desarrollo del Sistema Nervioso Central interactúan mutuamente a lo largo de la vida y de forma más patente durante el proceso de la vida y de la actividad del niño.

Veamos esto último: El niño nace con una determinada organización nerviosa hereditaria, la cual si bien no predetermina el desarrollo psíquico, si lo condiciona esencialmente. En adición todo niño tiene un modo natural individual de desarrollo. Cada niño no solamente se desarrolla con distinta rapidez sino que individualmente pasa por diferentes fases de desarrollo “a su estilo”.

Todo lo anterior nos lleva a comprender mejor que la actividad del sisema nervioso no es totalmente igual para todos los hombres. Sino que existen sujetos con mayor fortaleza en sus procesos nerviosos y que habrá otros que tendran mayor facilidad para cambiar de un estado de excitación a uno de inhibición y vice-versa. Siguiendo, pues estos criterios, puede decirse que el fenómeno psicológico de cada uno de nosotros estará condicionado por el tipo de actividad nerviosa que tenga.

De acuerdo con esto, el fenómeno psíquico -pensar, desear, amar…- y el tipo de actividad innata que tenga el sistema nervioso va a contribuir a que hayan sujetos que sean más impresionables que otros, o más excitables que otros.
En un principio se creía que todas las enfermedades psicológicas se debían a enfermedades en el cerebro o en alguna otra parte del sistema nervioso central por eso se le llamaba a la ansiedad “nerviosismo”. En la mayor parte de los trastornos psiquiátricos, no hay ninguna imperfección aparente en el tejido nervioso del cerebro, ni demás organos, sino que es la reaccíon de la personalidad individual a una específica situación de lavida, incluyendo sus experiencias interpersonales. Por tanto, casi en la generalidad de los casos en que los sujetos se quejan de intranquilidad, irritabilidad, o “nerviosismo” y no hay dificultades en el funcionamiento del Sistema Nervioso Central, lo que se está planteando es que la persona tiene Ansiedad.

Publicado en el periódico El Sol de la Florida, Tampa, 27 de Febrero de l982.

Published by

admin

Dr. Gelasia Marquez is an immigrant clinical and bilingual school psychologist. Dr. Marquez has studies, researches, articles, and programs aimed to help immigrant Hispanic children, adolescents and families in their processes of transition after migration