A todos interesa saber cómo crecemos y cuando dejamos de crecer para empezar a envejecer. Para contestar este interés que todos tenemos debemos recordar que “todos los seres humanos tenemos tres niveles de funcionamiento integrados en un todo, de forma tal que nosotros solo vemos una conducta o una respuesta humana que es el resultado de estos tres niveles integrados, es decir es una respuesta fisica/psicologica/espiritual. Hoy vamos a hablar el primer nivel, el físico. En nuestros proximos programas nos vamos a referir al Segundo nivel, el nivel psicológico que no distingue de los animales al hacernos capaces de pensar, sentir, decidir, y despues hablaremos del tercer nivel, que es el espiritual.

El primer nivel es el nivel físico que es estudiado por una ciencia llamada anatomía.

La anatomía humana es la ciencia dedicada al estudio de las estructuras del cuerpo humano. Como seres vivos formamos parte de la escala animal, somos el animal más desarrollado: somos vertebrados, mamíferos, oviparos.

Lo que sabemos del cuerpo humano es el resultado de estudios llevados a cabo desde tiempo anteriores a Cristo. La anatomía era enseñada por Hipócrates en el siglo IV antes de Cristo. Se atribuye a Aristóteles el uso por primera vez de la palabra griega anatomía’. Leonardo da Vinci en la epoca del renacimiento siglo XV, realizó estudios anatómicos artísticos, reflejados en variados bocetos y dibujos, como el modelo del cuerpo humano llamado el Hombre de Vitruvio. No es hasta el siglo XVII, que William Harvey, médico inglés, descubrió la circulación sanguínea.

Bajo una visión sistemática, el cuerpo humano —como los cuerpos de los animales—, está compuesto de diferentes sistemas y aparatos que agrupan los diferentes órganos, que hacen posible el funcionamiento y el mantenimiento de la vida animal, humana.

Llamamos Sistema: a un grupo de órganos asociados que concurren en una función general y están formados predominantemente por los mismos tipos de tejidos. Por ejemplo: el Sistema endocrino: que abarca el grupo de glandulas que segregan hormonas que hacen posible que el cuerpo funcione adecuadamente. O el Sistema inmunitario: que hace posible la defensa del cuerpo contra agentes causantes de enfermedades. O el Sistema nervioso: que hace posible que se recoja, transfiera y procese toda la información que se recibe a través de los sentidos y que ésta vaya y regrese al cerebro y del cerebro por medio de los nervios.

Llamamos Aparato: a un grupo de sistemas que desempeñan una función común y más amplia. Por ejemplo el aparato locomotor, integrado por los sistemas muscular, esquelético, articular y nervioso y que hacen posible que la persona se pare y se mueva. O el Aparato digestivo: encargado de procesar la comida, y que abarca la boca, el esófago, el estómago, los intestinos y las glándulas anexas.

El cuerpo humano, la parte física de nuestra persona, crece de una forma organizada y complicada y muchos de nosotros aún no entendemos bien como los distintos sistemas y aparatos son capaces de trabajar juntos, organizadamente, y efectivamente, sin necesitar nuestra intervención.

Todos estos sistemas y aparatos comienzan a madurar y a funcionar hasta alcanzar su plenitud física antes de comenzar un proceso de regression que se conoce con el nombre de envejecimiento. Los cambios asociados con el envejecimiento son NORMALES y no son señales de que se este enfermando la persona. Ahora bien, el proceso de envejecimiento es diferente para cada pesona y nada puede evitarlo. Conociendolos y tomando medidas que faciliten las incapacidades que vayan surgiendo hace posible que envejezcamos viviendo independientemente y hasta edades avanzadas.

A medida que envejecemos nuestra necesidad de calorias declina debido a que la fuerza de nuestros musculos se hace menor y llevamos a cabo menos actividades fisicas. Nuestra necesidad de vitaminas y minerales pueden incrementar nuestra fortaleza muscular pero puede suceder que nuestro cuerpo comience a dejar de absorber de forma eficiente las vitaminas y minerales.

Estando lo más activo posible beneficia a ambos al cuerpo y a la mente y facilita que la comida que comemos sea asimilada major y no se aumente de peso. Al propio tiempo el mantenernos activos ayuda a mantener fuerte nuestro sistema inmunológico, reduce el riesgo de enfermedades y en caso de que las enfermedades lleguen el mantenernos activos facilita el recobrarnos fácilmente. Una tableta diaria de multivitaminas y suplementos minerales ayuda mucho tambien.

Pero, no nos engañemos, nuestra parte física, como la parte física de todos los animales envejece y muere. Pero los otros dos niveles de nuestra persona humana van a seguir un proceso distinto. De ello hablaremos en nuestros proximos programas. .

Average Rating: 5 out of 5 based on 203 user reviews.

Published by

admin

Dr. Gelasia Marquez is an immigrant clinical and bilingual school psychologist. Dr. Marquez has studies, researches, articles, and programs aimed to help immigrant Hispanic children, adolescents and families in their processes of transition after migration